Puerto Madryn

Puerto Madryn: Información turistica

Puerto Madryn no nació espontáneamente. La ciudad actual es el resultado de la evolución histórica de su comunidad.

Se toma como fecha de fundación el 28 de julio de 1865, fecha en que arriban a estas costas los 150 galeses a bordo del ¨Mimosa¨ y que denominan a ese puerto natural "Puerto Madryn" en homenaje a Love Jones Parry, quien era barón de Madryn en el país de Gales. En realidad el poblamiento se hace efectivo a partir de 1886, cuando con mano de obra de inmigrantes galeses, españoles e italianos en su mayoría, se construye la vía de ferrocarril que une Puerto Madryn con Trelew.

Puerto Madryn se encuentra dentro del Golfo Nuevo, el cual se forma por Península Valdés y Punta Ninfas. El paisaje es mesetario, formando en la costa acantilados y playas de canto rodado y arena.

El clima es semidesértico templado.

La ciudad fue creciendo en forma paulatina alrededor de las actividades ferroviarias y portuarias y aquellas otras de servicios, como depósitos y comercios.

Desde la década del 70 se produce lo que se conoce como el crecimiento explosivo de Puerto Madryn, en menos de 10 años se duplicó la población , se multiplicaron las radicaciones industriales, se extendió la ciudad para albergar a familias de las más diversas precedencias y aún extranjeros.

También la ciudad ha vuelto a adquirir en los últimos años un marcado carácter turístico, perfilándose como la cabecera de servicios de la región y acentuando su interés por el cuidado del medio ambiente.

En invierno, se realizan excusiones para el avistaje de ballenas franca, delfines, toninas overas, pingüinos, elefantes marinos y aves entre otros.

Durante la temporada de verano, las playas son muy concurridas, en donde además de baños de sol y agua se practican deportes náuticos. A lo largo de ellas, hay balnearios con servicios de restaurante y confiterías que se encuentran abiertos durante todo el año.

Los golfos San José y Nuevo son visitados principalmente para realizar "bautismos submarinos". Puerto Madryn es denominada "Capital Nacional del Buceo". Posee aguas cristalinas y serenas, lo que permite una penetración de luz hasta los 70 m de profundidad.

Por el puerto, pasan cruceros que tienen como destino el sur de la Argentina e incluso pasan al lado chileno.

Atractivos Turísticos:

Ecocentro Marítimo,Museo del Castillo, Playa El Doradillo, Punta Loma, Península Valdés, Gaiman, Pinquinera Punta Tombo.

Ecocentro Marítimo

Original propuesta donde la ciencia, la educación y la expresión artística se fusionan en una atractiva mezcla dedicada a la interpretación del ecosistema marino. A sólo cinco minutos de la ciudad de Puerto Madryn, y de cara al mar, este centro de observación y estudio de las ballenas y la vida marítima en general, fue inaugurado en el año 2000 por iniciativa de un grupo de naturalistas y científicos.

De estilo modernoso y a la vez respetuoso de la arquitectura galesa predominante en la región, el Ecocentro de Madryn presenta en su recorrido ambientaciones sonoras, fotografías, láminas y reproducciones de animales que permiten sumergirse en la misteriosa vida que se desarrolla bajo las aguas saladas.

Incluye en su interior un auditorio donde se realizan conferencias, eventos artísticos y proyecciones; una biblioteca donde los libros tientan a la lectura apacible; un Café ideal para disfrutar de un momento de descanso y reflexión; y un mirador desde el cual la vista panorámica del océano es aún más apasionante que la que puede obtenerse desde cualquiera de las ventanas del edificio.

El Ecocentro abre sus puertas diariamente de 10:00 a 19:00.

Se accede a él transitando por el Boulevard Marítimo Almirante Brown. Una vez pasado el Monumento del Indio Tehuelche, se toma la primera calle que aparece a la derecha, encontrándose allí la entrada al edificio.

Museo Del Castillo

La edificación conocida como el castillo de la loma, uno de los edificios más antiguos de Puerto Madryn, simboliza actualmente el mayor reservorio histórico- cultural de la región. Propiedad original del español Agustín Pujol, este magnífico edificio presenta en su interior las excepcionales colecciones de piezas que constituyen el Museo Provincial de Ciencias Naturales y Oceanografía.

Fue en 1972 cuando este chalet de apariencia castillezca pasó a manos del Gobierno Provincial instalándose en él un importante museo, cuya exhibición se divide en 9 salas – invertebrados; peces; aves; cetáceos; pinnípedos; botánica; geología; oceanografía; cultura galesa- que se sitúan equitativamente en planta baja, primer y segundo piso.

Desde la historia de Puerto Madryn hasta la diversidad ecológica de toda la provincia de Chubut, este moderno museo da la bienvenida a sus visitantes con una exposición denominada "el hombre y el mar", en un efectivo intento por mostrar las distintas relaciones que se han establecido desde siempre entre los hombres y este ambiente ecológico representativo de los que conforman la Península de Valdés.

Abre sus puertas al público de lunes a sábados: en verano de 16:30 a 21:00, y en invierno de 14:30 a 19:00.

Se localiza sobre la Costa Patagónica Argentina, a orillas del Golfo Nuevo Playa El Doradillo

Atractivamente única, Playa El Doradillo presenta un imponente espectáculo natural que atrae a todos los turistas de Puerto Madryn y zona hacia su costa. Lo importante es estar presente en el momento justo: entre los meses de junio y noviembre, y a la hora en que comienza a subir la marea, porque es entonces cuando sucede lo esperado, aparecen las ballenas francas.

El Doradillo fue recientemente declarada Área Municipal Protegida, y resguarda la extensión, tanto marítima como terrestre, que va desde Punta Arco hasta Cerro Prismático, lo que significa un total de 30 kilómetros de costa.

Es justamente éste el espacio donde las ballenas deciden tener sus crías, por tratarse de aguas más calmas y cálidas que el resto del océano, y es también aquí donde permanecen hasta que los pequeños ejemplares alcanzan sus primeros 30 días de vida y adquieren la capacidad de flotar solos.

Pero eso no es todo, el avistaje de este apasionante milagro de la naturaleza es acompañado por el paisaje sin igual de estas costas de la provincia de Chubut.

Punta Loma

Cercana a la ciudad, dueña de un paisaje incomparable, y apostadero permanente de una colonia de lobos marinos de un pelo, cuyos ejemplares acostumbran tenderse en la costa -en esa precisa franja hasta la cual llega el agua para volver a retroceder, convirtiendo su avistaje en uno de los principales focos turísticos de Puerto Madryn, Punta Loma fue declarada reserva natural en 1967, siendo la primera de estas características en toda la provincia de Chubut.

Otras colonias de mamíferos, reptiles, y aves marinas y terrestres, habitan esta área protegida tornando aún más agradable y seductora la visita a este lugar, donde puede observarse a la fauna en su ambiente natural y desarrollando normalmente su vida.

Vegetación patagónica, extensas playas de pedregullo, acantilados cayendo sobre el mar, un turqueza profundo acercando y alejándose de la costa, las imágenes que Punta Loma impregna en la retina de quienes llegan hasta su territorio, no tienen comparación. Así y todo, el éxito de la excursión dependerá en gran medida de que la visita sea concretada en los horarios de mareas bajas, los cuales pueden obtenerse en la Oficina de Turismo.

Península Valdés

Amplio y magnífico espacio geográfico donde las más apasionantes escenas naturales se desarrollan sin restricciones, cautivando las miradas de los turistas a lo largo de todo el recorrido. Constituida por numerosos atractivos que tornan interesante la visita hasta en el último de sus rincones, la Reserva Natural Península de Valdés aparece en la provincia de Chubut como el principal foco de atracción turística.

Lo primero que se divisa, antes de ingresar a la península, es el Istmo Carlos Ameghino, una estrecha franja de tierra desde la cual puede vislumbrarse a un lado el Golfo San José y al otro el Golfo Nuevo; para luego acceder al Centro de Interpretación de la Reserva donde se encuentra disponible la información necesaria para iniciar el circuito.

Isla de los Pájaros: a unos 5Kms. del ingreso, por camino de tierra, se llega a este paraíso alado elegido por la avifauna marina para anidar.

Villa Balnearia Puerto Pirámides: 25Kms. más adelante, surge esta encantadora villa desde la cual pueden realizarse avistajes embarcados de fauna marina. A unos minutos de recorrido se encuentra la Reserva de Punta Pirámide, donde una colonia de lobos marinos de un pelo atrae hacia sí todos los flashes fotográficos.

Caleta Valdés: 65Kms. más por camino de ripio llevan hasta este impactante accidente geográfico elegido como refugio por las más diversas especies de la Península.

Punta Norte y Punta Delgada, completan el itinerario principal de la Reserva Natural Península de Valdés con sus avistajes faunísticos y sus terrenos aptos para el desarrollo de emocionantes actividades deportivas.

Puerto Pirámides, es el único enclave urbano de toda la península desde donde salen las expediciones para realizar el ansiado avistaje de ballenas embarcado. Al subirse a una de estas lanchas o gomones, llama la atención enseguida la cantidad de extranjeros a bordo. Es que hacer esta excursión de una hora puede ser una de las experiencias mas incomparables que existen. La Península y la magia de las ballenas atraen turistas de todo el mundo y todsos quieren vivir esa experiencia inolvidable de acercarse a una de ellas. Se sale del pequeño puerto. La empbarcación se llena de aventureros vestidos en los impermeables que la mepresa facilita para mantnerse secos, arriba de lso cuales todos deben colocarse el obligatorio salvavidas. Todo está muy organizado uno se siente seguro.

Se arriba hasta donde está el mamífero luego de navegar un tiempo y distancia que depende de la época del año, generalmente no más de 15 minutos. Los capitanes intercambian información y asi saben donde están las ballenas cada día.

Entonces se apaga el motor de la embarcación, para no molestarlo, y por unos momentos parece sólo existir la naturaleza. Ahí nomás, al alcance de la mano, asoma su piel. Y viendo más allá, se observa que el largo de la ballena sobrepasa al de la lancha. Es imponente. De vez en cuando emite algún sonido, que acompaña el soplido del viento en esta parte del mar. Y el cielo y a lo lejos, los acantilados, enmarcan esta escena.

El avistaje dura 45 minutos, ese tiempo está regulado para evitar molestar a los animales y maximizar el número de personas que pueden hacer la travesía cada dia. Esos minutos en el medio del golfo, serán inolvidables.

Las ballenas francas pueden observarse de junio a diciembre, época en que se acercan a las costas del Golfo Nuevo para aparearse o para dar a luz a sus crías. Es ideal hacer esta visita entre Septiembre y Diciembre. En esa época el número de ballenas es grande y las posibilidades de avistaje rápido es mayor. Pero aún a fines de Diciembre es posible tener la suerte de encontrar algun especimen rezagado.

A este punto del país llegan miles de turistas de todas partes el mundo, deseosos de acercarse a los gigantescos cetáceos y obtener "la fotografía" del salto o de su enorme aleta caudal elevada.

El contagioso entusiasmo se transmite a todo los presentes. Los Turistas son provistos de capas impermeables y chalecos salvavidas.

Gaiman

Ubicada sobre la margen norte del Río Chubut al reparo de las bardas, se encuentra la localidad de Gaiman; esta población es un atractivo lugar donde se conserva la cultura galesa en su máxima expresión, desde sus construcciones que se mantienen en muy buen estado desde la época en que los colonos desembarcaron en la provincia y habitaron el valle, su tradicional té galés y la torta negra, y que el visitante puede disfrutar en un marco de espectacular belleza que le brinda el valle en este sector entre otras cosas

El Té Galés es una costumbre familiar que trajeron los colonos galeses y hoy forma parte de la cultura de Gaiman y otros lugares influenciados por estas personas. El Té se acompaña de su típica torta negra, tarta de crema, torta de nuez, tarta de manzana, torta de chocolate con crema, y tartas con frutas, además de sus deliciosos dulces y manteca regional, con los que podemos acompañar los deleitables scons y su infaltable pan casero.

Pinguinera Punta Tombo

Punta Tombo es la colonia de pingüinos magallánicos más grande del mundo, y no sólo eso, no existe otro asentamiento de pingüinos de esta magnitud a la que se pueda acceder tan fácilmente. Eso sí, para que siga siendo así, se debe cumplir estrictamente ese dicho de que: "se mira y no se toca".

Punta Tombo es una estrecha y pedregosa franja que penetra en el mar unos 3,5 km; sus amplias playas presentan un suave declive que aprovechan los pingüinos para formar sus nidos. En 1979 la provincia de Chubut la declaró Reserva Faunística para proteger a los Pingüinos de Magallanes, y las especies que conviven con ellos.

Las aves arriban anualmente a este lugar para anidar, aparearse, tener sus crías y mutar para luego emprender el viaje de regreso hacia el noreste de Sudamérica y cíclicamente regresar al año siguiente. Los visitantes se sorprenden mirando cómo se desplazan de aquí para allá buscando sus nidos o corriendo tras sus pichones.

Los pingüinos son aves marinas. Tienen alas, pero no vuelan: etán adaptadas para nadar. Es que estas aves pasan la mayor parte de su vida en el agua, inclusive duermen en ella. Al nadar, son capaces de alcanzar una velocidad de 8 km. por hora, aunque saltando por sobre el agua en tramos cortos, la superan.

Un pingüino adulto mide unos 50 centímetros y pesa unos 5 kilogramos. El plumaje que caracteriza a la especie es el pecho blanco, lomo negro y un doble collar blanco y negro.

La vocalización de los pingüinos adultos parece un rebuzno. La utilizan para alejar a los extraños y atraer a su pareja.

En cambio los pichones, con un piar sibilante y continuado, piden su merecido alimento.

Agosto o Septiembre Se puede apreciar el arribo de machos y hembras, la lucha territorial y el armado de los nidos.

Octubre Época de incubación de los huevos. Entre 30 y 45 días

Noviembre Nacimientos y primeros cuidados para los pichones

Diciembre Crecimiento y una intensa actividad sobre la playa y las gaviotas y skúas acechando los nidos.

Enero Los pichones salen del nido, mudan su plumaje e inician sus incursiones al mar.

Febrero Los ejemplares juveniles mudan su plumaje, ocupan las playas, y se hace difícil llegar al mar.

Marzo a Abril Finaliza la muda de jóvenes, comienza la de los adultos e inician la migración hacia el norte.

Mayo, Junio, Julio y Agosto En esta época del año no se pueden apreciar los pingüinos Magallánicos porque están permanentemente en el mar alimentándose.